Alexander Rosado Muñoz y la Suma de individualidades
Rodolfo J. Lugo-Ferrer

La imagen del cuerpo humano ha sido base,
fundamento y motivo de inspiración en todas
las manifestaciones artísticas, desde las
escuetas y abstraídas figuras rupestres en
las cuevas de Altamira y Lascaux, pasando
por las regordetas vírgenes de Dordogne y
Willendorf, las hieráticas figuras egipcias, la
rigidez de la estatuaria arcaica griega, la fría
proyección, pero perfecta del periodo clásico
o heleno, el dramatismo helenístico, la
distancia y frialdad del románico y el gótico, la
exuberante belleza del Quatrocento y el
Cincquecento, el misterio de los juegos de
luces y sombras del Barroco, la reprimida
belleza del Neoclasicismo, el exotismo del
Romanticismo, la simpleza del Realismo, la
imprecisa imagen del Impresionismo, la
ruptura y proyección desbordante y onírica de
los istmos y movimientos del siglo XX, es el
cuerpo humano el centro de toda la
individualidad del propio ser humano. Toda
esa tradición pictórica la recoge Rosado
Muñoz en esta presente muestra.

Asistimos y nos hacemos cómplices del
encuentro con estos cuerpos y rostros,
caracterizados por unas imágenes densas,
una deslumbrante luminosidad, remolinos
oníricos,  en algunas obras está  presente un
cierto reflejo naif, en otras apreciamos
influjos del simbolismo o del fauvismo, sobre
todo en la utilización de colores vivos y
brillantes. En
Searching in the Profound,
vemos como la figura humana se distorsiona
dando una imagen expresionista, lograda
ésta con unas pinceladas violentas. En
Entering the Storm  apreciamos como la
silueta humana de despersonaliza, ¿hombre
o mujer?, que importa, en la composición de
la obra o en la descomposición de la imagen,
ésta se nos muestra como diluida, con un
carácter atropellado, disolviendo el
individualismo de la figura en los bordes,
apretando la figura dentro del canvas.  En  
Did I tell you about the time I was being
followed?
, Rosado Muñoz logra evocar la
ecuación del tiempo; leemos una
desesperanza como reflejo de lo eterno, de lo
efímero del tiempo, de la obsesión del
tiempo; esta obra está cargada de una
increíble intensidad que soslaya las
interrogantes del tiempo y de la muerte. En
Self Portrait, nos enfrentamos a un rostro
desgarrado, con una mirada inquisidora y
obsesiva que nos agrede, con una pincelada
gruesa y expresionsita logra que su mirada
nos acuse, el pintor no puede ocultar  los
monstruos del subconsciente del autoretrato,
vemos como lo devoran, lo someten a juicio y,
a la vez, nos hace participes de su
descomposición anímica, por extensión.

En esta muestra, Rosado Muñoz nos lleva a
que revaloricemos lo figurativo, lo intenso del
cuerpo y el rostro humano. Logra
presentarlos de una manera intensa y
deslumbrante.
Exposición "Silencio entre expresiones" en
RG- Premier Bank, Hato Rey
octubre 2003
Searching in the Profound . 24" * 36",
acrílico/canvas
 
Entering the Storm. 24" * 36", acrílico/canvas
Did I tell you about the time I was being followed?
36" * 60", acrílico/canvas
Self Portrait 40" * 30", acrílico/canvas


Crítica de Arte